jueves, 13 de junio de 2019

Sanar nuestros vínculos "especiales"

Cuando nuestros vínculos tienen el propósito de satisfacer nuestras carencias «personales»

Cuando nuestros vínculos tienen el propósito de satisfacer nuestras carencias «personales» (miedos, inseguridades, heridas infantiles, tapar la soledad, etc), se transforman en relaciones «especiales» (como le llama UCDM), en apegos, donde subyace el miedo, generando conflicto tras conflicto.

«No nos une el amor sino el espanto». Jorge Luis Borges
El espanto de no saber estar solos, el espanto a la soledad, el espanto de no sé quién soy y busco un bastón para sostenerme…o porque creo que sol@ no puedo… el espanto es el «miedo a».

Así venimos fabricando nuestros vínculos, los de pareja, con nuestros hijos, familiares, amigos, trabajo, profesión, mascotas, comida, con la imagen que fabricamos de nosotros mismos, ¡y hasta podemos tener un relación especial con el pasado! Pues estas relaciones especiales tienen el propósito de entretenernos, distraernos de la Verdad, tapando el vacío interior que emerge cuando vivimos desconectados del Creador.
Estas relaciones especiales, al tener el propósito personal, provienen del sistema del ego que se cree separado del Creador, de la Fuente, y separados de los otros.
Y. ¿qué hacemos cuando estamos inmersos en relaciones»especiales»?
Pues entregarla a esa parte nuestra que sabe, nuestro verdadero Ser, el Espíritu Santo, puro, que está unido al Creador, y desde donde esta relación «especial» puede ser purificada de toda la fantasía del ego, y transformada hacia el propósito del Creador:
Cuando se ofrece la relación al Ser/Espíritu Santo, a fin de que Él se valga de ella para Sus fines
La relación santa, que es un paso crucial hacia la percepción del mundo real, es algo que se aprende. Es la relación no santa de antes, pero transformada y vista con otros ojos. 3 La relación santa es un logro didáctico extraordinario. 4 La relación santa es en todos sus aspectos—comienzo, desarrollo y consumación—lo opuesto a la relación no santa. 5 Consuélate con esto: la única fase que es difícil es el comienzo. 6 Pues en esa etapa, el objetivo de la relación cambia de súbito a exactamente lo opuesto de lo que era antes. 7 Éste es el primer resultado que se obtiene cuando se ofrece la relación al Espíritu Santo, a fin de que Él se valga de ella para Sus fines. (capitulo 17, V. La relación que ha sanado, 2, página 402 del libro UCDM)
Volver al Amor
Transformar la relación «especial» en una relación sana, purificada por nuestro Ser (ES), es una elección que hacemos cuando nos decidimos a volver a casa, a la Paz y el Amor del Creador, de donde nunca nos fuimos, pero si nos hemos olvidado y caímos en un sueño loco de separación, donde fabricamos creencias e ideas de ser «especiales», que ahora ya podemos ver que no nos permiten sentirnos felices y plenos. En verdad, nos decidimos a ver las fantasías de nuestros vínculos especiales porque llegamos a un punto que ya no podemos seguir sosteniéndolas. Hoy es un tiempo donde todo esta queda en evidencia, y la verdad se nos manifiesta para ser vista.
Cuando nos decidimos entregar nuestra relación especial al Ser/Espíritu Santo para ser purificada, necesitamos tener fe:
Ahora es el momento en que hay que tener fe. 2 Permitiste que el objetivo se estableciese por ti. 3 Eso fue un acto de fe. 4 No pierdas la fe, ahora que se te están brindando las recompensas por tener fe. 5 Si creíste que el Espíritu Santo estaba presente para aceptar la relación, ¿por qué no ibas a creer ahora que todavía sigue presente para purificar lo que aceptó dirigir? 6 Ten fe en tu hermano durante lo que tan sólo parece ser un período difícil. 7 El objetivo ya está establecido. 8 Y la cordura es el propósito de tu relación. 9 Pues la relación que tienes ahora es una relación demente, reconocida como tal a la luz de su objetivo. (capitulo 17, V. La relación que ha sanado, 6, página 403 del libro UCDM)

ConFiando que somos guiados por Dios

Necesitamos tener fe que somos siempre guiados por el Ser (ES), confiar. El ego arremete con toda su artillería para convencernos que no tiene sentido cambiar nada de esta relación, o que busquemos una nueva relación, etc etc. Intentará confundirnos de muchas formas para seguir influyendo. Pero nosotros podemos elegir estar atentos, despiertos, dejándonos guiar por el ES, pidiéndole a él que nos dé la percepción correcta cada vez que veamos que algo nos resulta denso, a partir de pensamientos del ego que subyacen ahí. Esa es nuestra función, estar atentos y conectados con nuestro Ser/ES, y esta parte nuestra nos guía en el camino de retorno al Amor del Creador, a la Verdad.
¡Gracias por guiarnos nuevamente a la Verdad, al Amor, a la Fuente!

Ahora somos uno con Aquel que es nuestra Fuente. Lección 164, UCDM

Para meditar

Quedarnos apegados a esta relación especial es fabricar desde el ego, desde donde venimos fabricando conflictos, dolor, infierno.
Hoy ya tenemos las comprensiones necesarias para poder elegir la Paz que viene del Ser unido al Creador.
Labor Personal
Elijo entregar mis vínculos «especiales» al Ser/Espíritu Santo, para que los purifique y transforme al servicio del Creador.
Elijo mirar con los ojos del Creador cada vez que emerge algo que me moviliza. Con fe que siempre seré guiada por Él. Con eterno agradecimiento!
Gracias 🙏Gracias 🙏Gracias🙏

«Deseo que éste sea un instante santo para mí, a fin de compartirlo con mi hermano, a quien amo. 4 Es imposible que se me pueda conceder a mí sin él o a él sin mí. 5 Pero nos es totalmente posible compartirlo ahora. 6 Elijo, por lo tanto, ofrecerle este instante al Espíritu Santo, para que Su bendición pueda descender sobre nosotros y mantenernos a los dos en paz». Pagina 427 UCDM

miércoles, 5 de junio de 2019

Necesidad de ser "especial"

-Hola Guadalupe, gracias por lo que compartes, me he dado cuenta de mi necesidad de ser «especial» en mi relación de pareja, por ejemplo, buscando llenar espacios para que no busque otras relaciones, lo cual es agotador y realmente no se puede sostener. Mi pareja ha hecho lo mismo conmigo, creo que fuimos heridos emocionales y nos buscamos para protegernos juntos, para darnos seguridad; pero siento que ya se terminó esa etapa y tenemos que abrirnos a otra experiencia, pues resulta aburrido continuar asi. Gracias nuevamente porque leyendo lo que publicas puedo hacer consciente lo inconsciente, gracias!
-Hola! en hora buena! me alegro! compartimos juntos el camino de regreso a casa: a nuestro verdadero Ser amado por el Creador siempre! Aquí y ahora tenemos el poder de elegir dejar a un lado las ilusiones del ego que nos cuenta un cuento que nos deja atrapados, sustituyendo nuestra relación con Dios con relaciones especiales que no pueden prosperar, pues se basan en fantasía; y nos abrimos a la Verdad de quienes somos «hijo amado incondicionalmente por su Creador».
«Para el ego, el especialismo es como el oxígeno, dejar a un lado el especialismo sería como renunciar a nuestro suministro de oxígeno.
La sensación es que no podríamos sobrevivir. Esta es la razón por la que Jesús tiene que tranquilizarnos:
“La muerte de tu especialismo no es tu muerte, sino tu despertar a la vida eterna. No haces sino emerger de una ilusión de lo que eres a la aceptación de ti mismo tal como Dios te creo” (T.24.II.14:4,5)
Ken Wapnick
Las ideas no abandonan su fuente: ¿cómo ibas a poder estar separado de Dios? 
¿Cómo ibas a poder caminar por el mundo solo y separado de tu Fuente?

No puedes caminar por el mundo separado de Dios porque no podrías existir sin Él.

«¿Quién camina a mi lado?»

Debes hacerte esta pregunta mil veces al día hasta que la certeza haya aplacado 
toda duda y establecido la paz. Deja que hoy cesen las dudas. Dios habla por ti al contestar tu pregunta con estas palabras:
Camino con Dios en perfecta santidad. Ilumino el mundo, ilumino mi mente, así como 
todas las mentes que Dios creó una conmigo.

Fragmentos de la Lección 156, UCDM

lunes, 3 de junio de 2019

Ejercicio para parejas

En muchas consultas de pareja se escucha que, al transcurrir el tiempo compartido, se torna un tanto aburrida la situación. Y ahí es donde resulta efectivo para ambos:
 esclarecer ¿para qué estamos juntos aquí y ahora? 
Basta que uno en la pareja se clarifique a si mismo, para abrirlo junto con al otro y ampliar nuestra perspectiva. Entonces, podrá surgir una conversación genuina donde se pueda dialogar sobre cuestiones tales como:
✅¿Para qué estas conmigo?
✅¿Qué significa para ti esta relación?
✅¿Qué es lo que sientes?
✅¿Sientes que realmente compartimos juntos?
✅¿Sientes que te aporta a tu crecimiento nuestro compartir?
Y agrega tu mism@ de manera creativa lo que sientas que necesitan esclarecer en pareja, para poder continuar compartiendo conscientes, el camino del amor.
«Sin AMOR no habrá éxito total, sólo estaremos ENMASCARANDO los problemas»
Del Libro Practical Diretory for the Technologies and Methods of Grigori Grabovoi

Si luego del diálogo elijen continuar juntos, puedes buscar una foto donde se los ve plenos y felices con tu pareja, y escribe sobre ella la secuencia para la norma del amor de Grigori Grabovoi:
938
Adelante! les deseo lo mejor! El Creador nos quiere plenos y felices!

jueves, 30 de mayo de 2019

Conscientes y agradecidos damos el salto a lo nuevo

De lo contrario, repetimos más de lo mismo hacia adelante

A veces sentimos que ya no queremos permanecer en un lugar (relaciones, trabajos, etc) y sentimos el impulso de dar un salto al vacío.
Lo esencial en esos momentos es tomar consciencia del "desde dónde" estoy sintiendo esto que siento. Si el impulso viene desde nuestro Ser, conectado al Creador, ¡adelante!
Ahora bien, si estoy escapando de algo que esta situación me muestra y no quiero ver, aquello de lo cual escapo se presentará nuevamente, de otra forma, pero el contenido será el mismo. Pues lo exterior se gesta desde nuestro mundo interior; es un espejo de lo que hay dentro nuestro.
Así nos pasa cuando nos vamos de una relación de pareja sin hacer el proceso consciente de cuál es el motivo que me lleva a salir de allí.
Vivirlo con aceptación, desde la paz, animándonos a ver y vernos a nosotros mismos en nuestro interior, agradeciendo lo experimentado, es lo que nos posibilita el aprehendizaje de aquello que necesitamos transitar para evolucionar.

Labor Personal
🎈¿Qué es lo que deseo soltar de mi vida hoy?
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
🎁¿Qué es lo que deseo atraer a mi mi vida hoy?
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
💫Desde nuestro Ser, cocreando con el Creador al servicio de todos.
Todo lo que deseamos, cuando lo deseamos para todos🌎, estamos en sintonía con el Amor del Creador.💞 
Expresa en palabras aquello que deseas crear, para todos los seres que están en tu misma situación, siente en tu corazón como si ya está hecho, con agradecimiento y alegría al Creador.
Respira y al inhalar deja que ingrese la energía desde la Luz del Creador, impregnando todo tu cuerpo y al exhalar se expande más allá de él… formando un ocho…8888

domingo, 19 de mayo de 2019

No hay conflicto que no entrañe la simple pregunta: "¿Qué soy?" UCDM Lección 139

Podemos observar en nuestras relaciones diarias, en nuestra vida cotidiana, que suelen aparecer eventos donde pareciera emerger el conflicto. Es ahí donde tenemos la oportunidad de observar, observarnos; y elegir mirar desde la Verdad, en vez desde la ilusión que el ego nos ofrece a diario.
¿Cual es la ilusión del ego? la ilusión que estamos separados del Creador, y de los otros. Desde donde nos arrogamos la falsa creencia que podemos juzgar a otro. Así venimos fabricando nuestro mundo, pero para muchos ya nos sentimos hartos de la inseguridad que deviene del no saber quién soy, y sentimos la necesidad de ampliar la mirada para activar el recuerdo que no soy este cuerpo que se percibe separado y vulnerable, que cualquier evento puede atacarlo; sino que soy un Espíritu creado a semejanza del Creador, que es Amor.

Entonces, si en un encuentro vincular aparece el conflicto, es una oportunidad de observar y meditar lo que nos enseña Jesús a través de Un Curso de Milagros:

El olvido de la verdad de lo que somos, nos lleva al conflicto.


Si caigo en la trampa del ego, juzgo o pretendo que sea diferente a lo que es, me alejo del Amor, me alejo de la Verdad; refuerzo la locura de este mundo.

Observa la imagen "La rueda de la vida con el tonto y la muerte", de 1480:

Cuando miramos desde el ego, estamos en esta rueda de muerte; creando más de lo mismo, más conflictos.

¿Qué podemos hacer cuando observamos conflicto?

Cuando elijo mirar con amor (sin juzgar), recordamos juntos, la Verdad: somos un solo Ser unidos al Creador.


Lo que activa el recuerdo de la verdad es la mirada que no juzga, la mirada desde el Amor.

Mirar con amor, sin juzgar, es la manera de recordar juntos, la verdad:
soy tal como Dios me creó.

Elijo entonces, dejar de mirar desde el ego que con sus creencias ilusorias de separación
del Creador y de los otros, me lleva a fabricar más conflictos, más locura, y me abro a
la perspectiva de UNIDAD del Ser/Espíritu Santo, que me recuerda que:
"Soy Espíritu creado a semejanza del Creador que es Amor. Un solo Ser unido al Creador";
como nos recuerda Jesús a través de Un Curso de Milagros, en sus lecciones diarias.


El ego quiere «tener razón» mientras que el Ser elije la PAZ.

Para meditar
Hoy, día 139 del año, corresponde la lección 139 donde nos invita a la "decisión de aceptarnos a nosotros mismos tal como Dios nos creó; pues "No hay conflicto que no entrañe la simple pregunta: "¿Qué soy?""

Citando algunos párrafos, meditemos:

8.Lo único que se te puede pedir es tu aceptación, pues lo que eres es algo incuestionable. Lo que eres fue establecido para siempre en la santa Mente de Dios y en la tuya propia. Está tan lejos de cualquier duda o de que se cuestione que inquirir lo que debe ser es prueba suficiente de que crees en la contradicción de que no sabes aquello que es imposible que no sepas. ¿Es esto una pregunta, o bien una afirmación que se niega a sí misma? No sigamos tolerando que nuestras santas mentes se entretengan en semejantes insensateces.
9.Tenemos una misión aquí. No vinimos a reforzar la locura en la que una vez creímos. No nos olvidemos del objetivo que aceptamos. Vinimos a alcanzar mucho más que nuestra propia felicidad. Lo que aceptamos ser, proclama lo que todo el mundo no puede sino ser junto con nosotros. No les falles a tus hermanos, pues, de lo contrario, te estarás fallando a ti mismo. Contémplalos con amor, para que puedan saber que forman parte de ti y que tú formas parte de ellos.
11. 4 No hemos perdido el conocimiento que Dios nos dio cuando nos creó semejantes a Él. Podemos recordarlo por todos, pues en la creación todas las mentes son una. Y en nuestra memoria yace el recuerdo de lo mucho que en verdad amamos a nuestros hermanos, de lo mucho que cada mente es parte de nosotros, de cuán fieles nos han sido realmente y de cómo el Amor de nuestro Padre los incluye a todos.

"La unicidad del Hijo de Dios no se ve afectada por su creencia de que no sabe lo que es". Lección 139, 10.1

«Que os améis unos a otros como yo os he amado» Jn 13,34


miércoles, 15 de mayo de 2019

¿Cómo transformar una relación de apego en una relación madura?

MAY 15, 2019

BY MARÍA GUADALUPE BUTTERA BLOG, ILUMINAR NUESTROS VÍNCULOS

Pues volviéndonos conscientes que hemos creado nuestra relación desde el sistema del ego, y ahora ELEGIMOS entregarla al Espíritu Santo para que la purifique de toda creencia falsa, ilusoria, y la transforme desde Su Propósito; pues ya hemos visto que desde nuestro propósito personal (ego), no nos sentimos plenos y felices. Es una decisión que podemos tomar entregarle nuestras «relaciones especiales», aquellas que establecimos desde el ego, al Espíritu Santo, nuestro verdadero Ser que es uno con el Creador y que intermedia con nosotros en este camino de retorno al Creador que muchos estamos emprendiendo de manera consciente.
Puede ayudarnos a volver consciente el objetivo que nos unió y aquello que deseamos en adelante, estas preguntas que nos haremos con profunda honestidad, conectados a nuestro Ser como guía de la Verdad:
☑¿Para qué estamos juntos?
☑¿Cuál es el objetivo de esta relación?
☑¿Cómo me siento en esta relación?
☑¿Cómo deseo vincularme hoy?
☑¿Cuales son las características del vínculo que deseo crear?

Si no hay amor verdadero, estamos en una gran trampa del ego, pero la buena noticia es que podemos liberarnos! tenemos la Luz que nos guía desde nuestro interior, nuestro Ser/Espíritu Santo, y podemos elegir entregarnos a esa parte sabia que está dentro de todos, soltando todo control desde la fantasía del ego.
Sin amor, la vida se transforma en un engaño.Con Amor sano, bajamos el cielo a la tierra.
 Para meditar
Texto del libro UCDM, CAPÍTULO 17. EL PERDÓN Y LA RELACIÓN SANTA
V. La relación que ha sanado
La relación santa es la expresión del instante santo mientras uno viva en este mundo. como todo lo relativo a la salvación, el instante santo es un dispositivo práctico, del que dan fe sus resultados. El instante santo nunca falla. La experiencia que suscita siempre se deja sentir. Mas si no se expresa, no se puede recordar. La relación santa es un constante recordatorio de la experiencia en la que la relación se convirtió en lo que es. Y así como la relación no santa es un continuo himno de odio en alabanza de su hacedor, así también la relación santa es un feliz cántico de alabanza al Redentor de las relaciones.
La relación santa, que es un paso crucial hacia la percepción del mundo real, es algo que se aprende. Es la relación no santa de antes, pero transformada y vista con otros ojos. La relación santa es un logro educativo extraordinario. La relación santa es en todos sus aspectos – comienzo, desarrollo y consumación – lo opuesto a la relación no santa. Consuélate con esto: la única fase que es difícil es el comienzo. Pues en esa etapa, el objetivo de la relación cambia de súbito a exactamente lo opuesto de lo que era antes. Éste es el primer resultado que se obtiene cuando se ofrece la relación al Espíritu Santo, a fin de que Él se valga de ella para Sus fines.
El Espíritu Santo acepta esta invitación inmediatamente y no se demora ni un instante en ofrecerte los resultados prácticos derivados de haberle pedido que intervenga. Su objetivo reemplaza al tuyo de inmediato. Esto tiene lugar muy pronto, pero parece alterar la relación, descoyuntarla, e incluso producir gran tensión. La razón de ello es muy obvia: la relación, tal como es ahora, no está en armonía con su propio propósito, y es claramente inadecuada para el nuevo propósito que se aceptó para ella. En su condición profana, tu objetivo era lo único que parecía darle significado. Ahora no parece tener ningún sentido. Muchas relaciones se rompen en este punto, reanudándose la búsqueda del viejo objetivo en otra relación. Pues una vez que la relación no santa acepta el objetivo de la santidad, jamás puede volver a ser lo que era antes.
La tentación del ego se vuelve extremadamente intensa con este cambio de objetivos. Pues la relación no ha cambiado aún lo suficiente como para mantenerse completamente inmune a la atracción de su objetivo previo, y su estructura se ve “amenazada” cuando se reconoce lo inadecuada que es para satisfacer su nuevo propósito. El conflicto entre el objetivo y la estructura de la relación es tan evidente, que no pueden coexistir. Mas ahora no se puede cambiar el objetivo. Pues al haber quedado firmemente establecido en la relación no santa, no queda otra alternativa que la de cambiar la relación para acomodarlo. Hasta que esta feliz solución no se vea y se acepte como la única manera de poner fin al conflicto, la relación parecerá tener serias dificultades.
Cambiar el objetivo gradualmente no sería más benévolo, pues el contraste perdería definición y ello le daría tiempo al ego para re-interpretar cada paso a su antojo. Sólo un cambio de propósito radical puede producir un cambio de parecer absoluto con respecto al objetivo de la relación. Según va produciéndose este cambio y hasta que finalmente se logra, la relación se vuelve progresivamente más grata y benéfica. Pero al principio, la situación se experimenta como muy precaria. Pues es una relación que dos individuos emprendieron para perseguir sus fines profanos, que de pronto tiene por objetivo a la santidad. Cuando dichos individuos contemplan su relación desde el punto de vista de este nuevo propósito, se sienten inevitablemente horrorizados. Su percepción de la relación puede incluso volverse bastante errática. Sin embargo, la manera en que su percepción estaba organizada antes ya no sirve para el objetivo que han acordado alcanzar.
Ahora es el momento en que hay que tener fe. Permitiste que el objetivo se estableciese por ti. Eso fue un acto de fe. No pierdas la fe, ahora que se te están brindando las recompensas por tener fe. Si creíste que el Espíritu Santo estaba presente para aceptar la relación, ¿por qué no ibas a creer ahora que todavía sigue presente para purificar lo que aceptó dirigir? Ten fe en tu hermano durante lo que tan sólo parece ser un periodo difícil. El objetivo ya está establecido. Y la cordura es el propósito de tu relación. Pues la relación que tienes ahora es una relación demente, reconocida como tal a la luz de su objetivo.
Ahora el ego te aconseja: «Substituye esta relación por otra en la que puedas volver a perseguir tu viejo objetivo. La única manera de librarte de la angustia es deshaciéndote de tu hermano. No tienes que separarte de él del todo si no quieres hacerlo. Pero tienes que excluir de él gran parte de tus fantasías para poder conservar tu cordura». ¡No hagas caso de estos consejos! Ten fe en Aquel que te contestó. Él te oyó. ¿Acaso no fue muy explícito en Su respuesta? Ya no estás completamente loco. ¿Puedes acaso negar que Él fue muy explícito en lo que te dijo? Ahora te pide que sigas teniendo fe por algún tiempo, aunque te sientas desorientado. Pues eso pasará, y verás emerger lo que justifica tu fe, brindándote una incuestionable convicción. No abandones al Espíritu Santo ahora, ni abandones a tu hermano. Esta relación ha vuelto a nacer como una relación santa.
Acepta gustosamente lo que no entiendes, y deja que se te explique a medida que percibes cómo opera en ella este nuevo propósito para hacerla santa. No te faltarán oportunidades de culpar a tu hermano por el «fracaso» de vuestra relación, pues habrá momentos en que ésta parecerá no tener ningún propósito. Una sensación de estar vagando a la deriva vendrá a atormentarte y a recordarte las múltiples maneras en que antes solías buscar satisfacción y en las que creíste haberla encontrado. No te olvides del dolor que en realidad encontraste, ni le infundas vida a tu desfallecido ego. Pues tu relación no ha sido destruida. Ha sido salvada.
Eres muy inexperto en lo que respecta a la salvación, y crees que has perdido el rumbo. Lo que has perdido es tu manera de alcanzar la salvación, pero no pienses que eso es una pérdida. En tu inexperiencia, recuerda que tu hermano y tú habéis comenzado de nuevo juntos. Dale la mano, y caminad el uno al lado del otro por una senda que os es más familiar de lo que ahora creéis. ¿No es acaso inevitable que recuerdes un objetivo que nunca ha cambiado ni cambiará jamás? Pues has elegido el objetivo de Dios, del que tu verdadera intención nunca estuvo ausente.
Él himno de la libertad se oye por toda la Filiación, como eco jubiloso de tu decisión. Te has unido a muchos en el instante santo, y ellos se han unido a ti. No pienses que tu decisión te dejará desconsolado, pues Dios mismo ha bendecido tu relación santa. Únete a Él en Su bendición, y no dejes de ofrecerle la tuya también. Pues lo único que necesita ahora es tu bendición, para que puedas ver que la salvación reside en ella. No condenes la salvación, pues ha venido a ti. Y dadle la bienvenida juntos, pues ha venido a unirás en una relación en la que toda la Filiación es bendecida al unísono.
Decidisteis de mutuo acuerdo invitar al Espíritu Santo a vuestra relación. De no haber sido así, Él no habría podido entrar a formar parte de ella. Tal vez hayas cometido muchos errores desde entonces, pero también has realizado enormes esfuerzos para ayudarle a llevar a cabo Su labor. Y Él no ha dejado de apreciar todo lo que has hecho por Él, ni se fija en absoluto en los errores que cometes. ¿Le has estado igualmente agradecido a tu hermano? ¿Has apreciado sistemáticamente sus meritorios esfuerzos y pasado por alto sus errores? ¿O ha fluctuado tu aprecio menguando progresivamente a la luz de sus errores? Tal vez estés ahora iniciando una campaña para culparle por la incomodidad de la situación en que os encontráis. Y debido a esa falta de aprecio y gratitud te incapacitas a ti mismo para expresar el instante santo, y, de ese modo, lo pierdes de vista.
La experiencia de un instante, por muy convincente que sea, se olvida fácilmente si permites que el tiempo la sepulte. Tiene que mantenerse brillando y llena de gracia en tu conciencia del tiempo, pero no oculta dentro de él. El instante perdura. ¿Pero dónde estás tú? Darle las gracias a tu hermano es apreciar el instante santo, y permitir, por lo tanto, que sus resultados sean aceptados y compartidos. Atacar a tu hermano no hace que se pierda el instante, pero si anula el poder de sus efectos.
Has recibido el instante santo, pero tal vez has dado lugar a una condición que te impide utilizarlo. Como resultado de ello, no te das cuenta de que aún sigue contigo. Y al haberte separado de su expresión, te has negado a ti mismo su beneficio. Cada vez que atacas a tu hermano refuerzas esto, pues el ataque impide que te veas a ti mismo. Y es imposible que te niegues a ti mismo, y al mismo tiempo puedas reconocer lo que se te ha dado y lo que has recibido.
Tanto tú como tu hermano os encontráis juntos en la santa presencia de la verdad misma. Aquí se encuentra el objetivo, junto con vosotros. ¿No crees que el objetivo mismo hará los arreglos necesarios para su consecución? Es precisamente esta discrepancia entre el propósito que se ha aceptado y los medios tal como los usas ahora, lo que parece hacerte sufrir, si bien ello le es grato al Cielo. Si el Cielo fuese algo externo a ti, no podrías compartir su júbilo. Pero puesto que está dentro de ti, su júbilo es también el tuyo. Os une un propósito común, pero todavía permanecéis separados y divididos con respecto a los medios. El objetivo, no obstante, ya está establecido y es fijo, firme e inalterable, y los medios se amoldarán a él debido a la inevitabilidad del objetivo. Y compartiréis el júbilo de la Filiación de que ello sea así.
A medida que empieces a reconocer y a aceptar los regalos que tan desprendidamente has dado a tu hermano, empezarás a aceptar asimismo los efectos del instante santo y a usarlos para corregir todos tus errores y liberarte de sus resultados. Y al aprender esto, habrás aprendido también cómo liberar a toda la Filiación, y cómo ofrecérsela con alegría y gratitud a Aquel que te dio tu liberación y que desea extenderla a través de ti.

lunes, 13 de mayo de 2019

Elijo Gobernar la mente cuando habla el ego y no que ella me gobierne a mi!


La LECCIÓN 133 del libro Un Curso de Milagros UCDM hoy, nos recuerda que

«No le daré valor a lo que no lo tiene…
No le daré valor a lo que no lo tiene y sólo iré en pos de lo que es valioso, pues eso es lo único que deseo encontrar»
En la vida cotidiana observamos esto👀… recién estaba por realizar una tarea personal y me llama mi hija que necesitaba un favor en ese momento. Entonces, en ese instante del día pude hacer consciente que: «no daré valor a lo que no tiene y solo iré en pos de lo valioso«, ¡y fui en pos de lo valioso! pues lo mio podía esperar. Claro que el ego habló haciéndome creer que yo estaba muy ocupada y no podía ahora 😂
Luego regresé y pude continuar lo que estaba por hacer… asi de simple es…. escucho al ego que quizá me dice «pero si estas por hacer tal cosa ahora no puedes bla bla bla»😠; pero elijo escuchar al Ser (la voz del Espiritu Santo/Jesús) 😍y me doy cuenta de qué es lo valioso🌟…. Elijo Gobernar la mente cuando habla el ego y no que ella me gobierne a mi! maravilloso! verdad? me siento feliz 😃de poder ver y elegir lo valioso!
Gracias Jesús 🙏por recordarnos que podemos elegir! que solo hay dos opciones, el ego😠 o el Ser😍
Elegir el Ser 😍nos hace felices😀, el ego nos entristece😧…. elijo el Ser💓! siiiiiiii!!! Gracias!!!!🙏

El Ser/Espíritu Santo/Jesús🌞 ¡es la LUZ ☀en nuestras mentes! nos ayuda a ver 👀 la mente loca y nos da la correcta, ¡nos sana!
🙏Graciassss🙏

domingo, 12 de mayo de 2019

Trascender la dualidad del ego y recordar la Unidad del Ser

Consultante
Comencé a observarme y me vi sintiendo odio…pero no sé cómo manejarlo ni qué hacer con eso, gracias Guadalupe.
Para meditar 
El odio viene del ego y su sistema de creencias erradas de separación del Creador.
¿Qué hago? Lo miro en mí, sin juzgar nada, lo miro con Jesús y se lo entrego para que me de la percepción correcta.
Así lo vamos trascendiendo sin quedar esclavos de la dualidad del ego.
Esto requiere perseverancia de nuestra parte y voluntad de ver y vernos.
En nuestros vínculos «especiales», tenemos la oportunidad de sanarnos a través del recuerdo de nuestro verdadero Ser: «Somos un solo Ser unidos al Creador» Ucdm
La ilusión del ego desde donde sentimos odio, miedo y culpa, es la gran mentira desde donde venimos atrapados los humanos, pero hoy ya tenemos las comprensiones necesarias para trascender la ilusión y regresar a la Verdad: la Unidad con nuestro Creador.
Puedes recorrer las reflexiones del sig. link donde comparto reflexiones desde la perspectiva de unidad que nos ofrece UCDM:
https://despertarycrecer.blogspot.com/2019/04/ucdm.html

“NO HAY NADA EXTERNO A TI. Esto es lo que finalmente tienes que aprender, pues es el reconocimiento de que el Reino de los Cielos te ha sido restaurado.
Pues eso fue lo único que Dios creó, y Él no lo abandonó ni se separó a Sí Mismo de él.
El Reino de los Cielos es la morada del Hijo de Dios, quien no abandonó a su Padre ni mora separado de Él.
El Cielo no es un lugar ni tampoco una condición.
Es simplemente la consciencia de la perfecta unicidad y el conocimiento de que no hay nada más: nada fuera de esta unicidad, ni nada adentro”
UCDM T-18.VI.1

Promesa Ancestral:
“Esto fue lo que Su Padre le dijo al crearlo:
«Te amaré eternamente, como tú a Mí.
Sé tan perfecto como Yo, pues nunca podrás estar separado de Mí».
Su Hijo no recuerda que le contestó:
«Sí, Padre», si bien nació como resultado de esa promesa.” UCDM T-28.VI.6:4-6

«Yo y el Padre somos uno» Jn 10, 30

miércoles, 8 de mayo de 2019

Volvernos conscientes de lo que creamos desde la mente

Hoy reflexionamos la lección 128 del libro de lecciones diarias de UCDM, que nos dice:
«El mundo que veo no me ofrece nada que yo desee»
¿A qué se refiere «El mundo que veo no me ofrece nada que yo desee»? 
Jesús se refiere al mundo proyectado por el ego, el mundo que venimos creando desde la separación, el miedo y la culpa.
Y NO se trata que abandonemos ese mundo, sino que seamos conscientes que no es lo que deseamos en esencia; y que, al verlo, lo entreguemos al Espíritu Santo/Ser para que TRANSFORME el miedo y la culpa, en AMOR.
Nuestra responsabilidad es VER el miedo y la culpa desde donde venimos creando, y ENTREGARLO para que sea transformado en amor, que es lo único real.
En estos párrafos del libro Un Curso de Milagros, encontramos más luz sobre ello: 
“He dicho repetidamente que el Espíritu Santo no quiere privarte de tus relaciones especiales, sino transformarlas. Y lo único que esto significa es que Él reinstaurará en ellas la función que Dios les asignó. La función que tú les has asignado es claramente que no sean fuentes de felicidad. Pero la relación santa, comparte el propósito de Dios, en lugar de tratar de inventar otro para que lo substituya.” (T-17.IV.2:3-6)
“El Espíritu Santo sabe que nadie es especial. Mas Él percibe también que has entablado relaciones especiales, que Él desea purificar y no dejar que destruyas. Por muy profana que sea la razón por la que las entablaste, Él puede transformarlas en santidad, al eliminar de ellas tanto miedo como le permitas. Puedes poner bajo Su cuidado cualquier relación y estar seguro de que no será una fuente de dolor, si estás dispuesto a ofrecérsela a Él para que no apoye otra necesidad que la Suya. Toda la culpabilidad que hay en tus relaciones especiales procede del uso que haces de ellas. Todo el amor, del uso que Él hace de ellas. No temas, por lo tanto, abandonar tus imaginadas necesidades, las cuales no harían sino destruir la relación. De lo único que tienes necesidad es de Él.” (T-15.V.5)
Luego, en la lección 129 nos dice «Más allá de este mundo hay un mundo que deseo»
El mundo que deseamos es el mundo de amor, de la verdad, que

podemos elegir con consciencia, entregados a la luz del Creador.
Para meditar
Haz clic para escuchar: Canción sanadora