miércoles, 28 de julio de 2010

Para aceptar a quien rechazamos

"El crecimiento interior se realiza cuando damos lugar a algo nuevo. Por regla general, este algo nuevo es algo que antes se rechazaba; por ejemplo, la propia sombra. O algo que se lamentaba; por ejemplo, una culpa personal. Cuando miro aquello que antes rechazaba y digo: "Si, ahora te llevo en mi alma", crezco. Ya no soy inocente pero he crecido" 
Bert Hellinger


Este ejercicio es para realizar con personas que no son de nuestra familia y que nos causan mucho rechazo, como por ejemplo, alguien que hizo daño a otro/s. Nos va a permitir encontrar paz  y también nos ayudará a crecer.

Visualiza la escena en la que alguien hace daño a otro:

Mira al que hizo daño y dile: “lo que rechazo de ti es lo que oculto de mi”.
Luego de un tiempo, miras a la víctima y le dices “gracias”.

Visualiza a la persona que rechazas, dile: “en ti me encuentro a mí mismo/a”.

¿Qué es lo que rechazas de esta persona?

 Defínelo en una sola palabra, como su altivez, su alegría, su egoísmo, su lentitud, su apatía, etc.

¿Y tú qué haces con tu…? 

Y te das cuenta que esta persona hace de espejo para ti, que tú también haces lo mismo que ella, o bien no te lo permites nunca, porque era mal visto cuando eras pequeña por ……

En caso de que no te lo permitas, mira a la persona y dile “te envidio”.

Y te dices “ahora decido permitirme ser…… durante cinco minutos al día”.

Sonidos sanadores:




Jesús dice: «No juzguéis, para que no seáis juzgados» Mt 7,1

Encuentras más ejercicios liberadores en la página http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html


Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

No hay comentarios:

Publicar un comentario