miércoles, 28 de julio de 2010

Para despedir con amor a seres queridos

Para elaborar sanamente un duelo es necesario darse permiso de transitar todas las emociones que emergen. Vivenciarlas, no rechazarlas ni negarlas, ayudará para poder despedirte del ser querido que ha partido. 

Desde nuestro estado "adulto" podemos experimentar el dolor y aceptar  lo inevitable: la no permanencia es una realidad de la vida.


“los muertos son seres invisibles, no ausentes”...
San Agustín


Te buscas un lugar donde puedas estar sola/o, tranquila/o, respiras profundamente para centrarte y conectar con el Espíritu de Dios.

-La/o visualizas, le miras a los ojos, y le dices muy lentamente estas palabras:


-"Querid@ (o di le nombre de la persona que necesites soltar) lamento que te hayas ido... te extraño.... me hubiera gustado que te quedes un tiempo más.... pero ahora te dejo ir.... te dejo ir al reino de los muertos a descansar en paz... gracias por todo lo que me diste.... yo me quedo en la vida un tiempo más.... el tiempo que la vida me brinde... luego yo también moriré... pero ahora me quedo.... me quedo en la vida y en tu honra haré algo bueno con mi vida..."


Luego visualizas cómo se siente cuando le dices estas palabras....


Al final visualizas que cierras los ojos de este ser.... y la dejas partir a descansar en paz.... le dejas ir... 

Y tu te giras, y miras hacia adelante, hacia la Vida.
  

Los muertos quieren que los vivos vivan.



Respiras profunda y concientemente. miras hacia adelante, hacia la Vida, visualizando a los lejos la Luz de la Vida, una luz lejana, infinita, poderosa; inhalas y tomas esa energía de vida, exhalas y sueltas todo lo que ya no necesitas hoy en tu vida, lo entregas a Dios...

"Por favor Padre libera las memorias de dolor, rechazo, abandono, soledad, odio, venganza, miedos, ira, celos, envidias, divisiones, enfermedades......... en mi, en mi familia, en la familia humana... gracias.... por favor.... si...."

Y sigo entregándome a la vida como es...


"El grupo original se siente como una comunidad que comparte un mismo destino en la cual cada uno es responsable por el otro. Cuando uno muere, a menudo, el otro también quiere morir. Un hijo quiere morir cuando uno de los padres fallece. Es un amor arcaico el que actúa en un caso así. Lo que ocurre en esta dinámica es que aquel que quiere morir no puede mirar al otro a los ojos. En el momento en el que le mira a los ojos ya no le puede decir: "Yo te sigo". Porque ese instante se da cuenta que el otro no desea eso. Se da cuenta que él no es el único que ama, sino que el otro también ama y que el otro no desea ser seguido en la muerte"
BERT HELLINGER


Encuentras más ejercicios liberadores en la página http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html


Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":


https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

No hay comentarios:

Publicar un comentario